Este es uno de los parques más subestimados de África, pero gracias a su proximidad con el Serengueti y Ngorongoro, al parque Taranguire generalmente se asigna solamente una visita de un día como parte de un safari. Pero lo que la gente no sabe es que en la estación seca es un lugar increíble. Un lugar donde los elefantes salpican las llanuras como ganado, y donde rugidos de los leones llenan la noche, todo ello en un contexto de constante cambio en su paisaje.

Taranguire tiene la segunda mayor concentración de vida salvaje de cualquier parque nacional de Tanzania, después del Serengueti, y se dice que la mayor concentración de elefantes del mundo.

El ecosistema cuenta con más de 700 leones residentes y los avistamientos son comunes. Menos visible, pero presente se encuentra el leopardo y guepardo. Podemos avistar grandes manadas de cebras, ñus, jirafas, búfalos y otros herbívoros. Y con más de 450 especies de aves, algunos dicen que Taranguire es el mejor destino de observación de aves en de Tanzania y probablemente de los mejores de África.

Pero este es un lugar donde la vida salvaje dice sólo la mitad de la historia. Dominando 2.850 kilómetros cuadrados debería ser razón suficiente para venir aquí, pero también por sus grandes valles de la sabana y también sus vastos pantanos. Sus habitantes salvajes se dispersan a través de la estepa Maasai, sobre un área 10 veces más grande que el parque.

También te puede interesar...